• w-facebook
  • Twitter Clean

Somos 4 mujeres en una:

 

¿Sabías qué no somos una sola mujer?

 

En nosotras habitan cuatro mujeres distintas 

 

Nuestro ciclo menstrual es como el de la Luna, las mujeres cambiamos un poquito cada día, y al igual que la Luna tenemos nuestras fases, cada semana del ciclo se le denomina de una manera, se asocia a una fase de la luna, a una estación, a un arquetipo, cada fase trae consigo unos dones, unos regalos que nos da nuestra naturaleza femenina.

 

DONCELLA

 

Comienza la Mujer Nueva 

 

“Todos los meses pasarás por una etapa de renacimiento: después de cada menstruación serás como una virgen otra vez “

Luna roja. Miranda Gray

 

Etapa del ciclo menstrual: Pre-ovulatoria.

 

Fase lunar: Luna Creciente, la luz crece. Esta asociada con el arquetipo de la virgen, la que esta receptiva a cualquier experiencia nueva, con énfasis y alegría. Aquí empiezan a manifestarse las energías que hemos recibido en la etapa anterior la Anciana Sabia o Bruja. Es un tiempo de acción física y social, para ponernos en movimiento.


Ahora la energía es radiante, mundana, y extrovertida. La semilla que plantamos ha brotado.

 

Estación: Primavera.

 

Color: blanco

 

Representa: la renovación, el aspecto enérgico y dinámico: la luz y claridad de la luna creciente.

 

Arquetipo: la Virgen, la que está receptiva a cualquier experiencia nueva, con alegría.

 

Símbolos: doncella/niña, cazadora. Animales: liebre, león, unicornio.

 

Energías: radiante, dinámica.

 

Valores: Coraje, entusiasmo, concentración, alegría.

 

Energías llenas de diversión y entusiasmo de la mujer dinámica y radiante, confiada, firme, ambiciosa,sociable y capaz de afrontar los desafíos de la vida mundana, Mujer centrada en si misma y con gran poder de concentración con el que puede prosperar en el trabajo.

 

Momento idóneo para encarar nuevos proyectos.

 

En los ovarios hay unas células denominadas folículos que contienen los óvulos, maduros e inmaduros. Durante la fase preovulatoria, un folículo madura y produce estrógeno, una hormona que estimula las mamas y la pared uterina que contendrá el ovulo para fecundar.

 

Durante esta etapa, la mujer no es fértil y acaba de salir de la fase de la menstruación renovada y con ganas de vivir. Si durante la menstruación una ha hecho limpieza física y emocional, esta fase es vivida como un renacimiento, donde hay fuerza y entusiasmo para llevar a término proyectos e ilusiones.

 

Durante esta etapa, la mujer tiene confianza en sí misma, es sociable, tiene una gran poder de concentración y análisis. Es un momento idóneo para emprender nuevos proyectos y vivir el mundo al máximo. Es una etapa dinámica, de acción. Se podría decir que es la fase masculina (yang) dentro del ciclo femenino.

 

Pero existe el peligro de quedarse estancada en esta fase y no pasar a la siguiente. Las mujeres que se estancan en la fase de la virgen acostumbran a ser excesivamente independientes, pueden estar demasiados volcadas a su profesión descuidando los otros aspectos de su vida, tener una ambición desmesurada, les puede ser difícil entregarse a cualquier relación, pueden ser incapaces de cuidar de los demás, tener miedo a la maternidad, etc….

 

Buen momento para la acción y encarar nuevos desafíos. Durante esta etapa la mujer no es fértil y acaba de salir de la menstruación renovada y con ganas de vivir. Si durante el sangrado ha hecho limpieza física y emocional, esta fase es como un renacimiento.  La semilla que plantamos en la etapa de la Bruja ha brotado y surge la mujer extrovertida, confiada, firme, ambiciosa, sociable y capaz de afrontar retos.  Esta mujer centrada en sí misma y con gran poder de análisis puede prosperar en cualquier tarea que se proponga pues tiene fuerza y entusiasmo para llevar a término proyectos e ilusiones.

 

Cuidado con enfadarte si los demás no te siguen el ritmo, el exceso de pensamientos y de llevar demasiadas cosas en tu cabeza, comenzar algo de forma impulsiva y prematura debido al exceso de entusiasmo, creer que llevas razón en todo, frustrarte, debido a la falta de entrar en acción.

 

No es buen momento de brindar apoyo a nivel emocional, de estar inactiva, de trabajar al ritmo de otras personas, de crear a partir de ideas abstractas.

Y nos encaminamos hacia la Fase Madre.

 

MADRE

Mujer protectora y volcada en los demás

 

“Todos los meses pasarás por una etapa de nutrición hacia lo exterior, más protectora, más volcada en los demás “

 

Etapa del ciclo menstrual: Ovulación.

 

Fase lunar: Luna Llena.

 

Estación: Verano. La semilla florece, da fruto y madura gracias al calor del sol y a los nutrientes de la tierra.

 

Color: Rojo

 

Representa:Símbolo de la fertilidad y la nutrición: refleja la intensa luz de la luna llena.

 

Arquetipo: Hera la esposa creadora de compromisos o Deméter, la madre nutridora.

 

Símbolos: Vaca, abeja, luna llena, útero abierto, naturaleza, tierra, fruta.

 

Rito de paso: es el parto, el viaje iniciático de la  doncella que pasa a se madre que da a luz.

 

Energías: Es la expresión interna y externa del amor.

 

Se pierde el interés por la propia persona y te centras en los demás seres. El ego desparece casi por completo, con el peligro que te descuides a ti misma.

 

Valores: Mujer protectora, capaz de asumir responsabilidades, alimentar y dar sustento.

 

Durante esta fase, aproximadamente entre los días 14 y 16 desde la menstruación, varia según cada mujer, el folículo se abre, el óvulo se libera y se forma el cuerpo lúteo, se produce progesterona, encargada de preparar la pared uterina para la fertilización, y estrógenos.

 

La mujer está exuberante, pletórica de energía, diferente a la de la etapa anterior. Ahora la mujer tiene la energía de la madre, está amorosa, fuerte, con capacidad para cuidar de los demás y muy conectada a la tierra. Toda ella está centrada en nutrir y cuidar de los demás.

 

La luna es un espejo, refleja toda la luz del Sol, es el momento de plenitud de florecimiento, el tiempo de los frutos.

 

La mujer esta en su máximo esplendor. Preparada para las relaciones con los demás, sencilla, humana y plena. Aumenta nuestra sensibilidad. estamos expresivas, amorosas y fértiles en todos los sentidos. Te sientes sensual y encuentras el placer en la unión. Sabes cuidar y cuidarte y marcar límites.

 

Se identifica con el arquetipo de la madre, desde el momento en que arranca la ovulación hasta el inicio de la fase premenstrual. El óvulo ha sido liberado y segregamos también progesterona con el fin que el útero se prepare albergarlo y nutrirlo. En la anterior fase, Doncella la mujer muy enfocada hacia sí misma, sus necesidades y proyectos, en esta fase te sentirás más protectora y más volcada hacia los demás.

 

Los niveles de energía se mantiene, pero esta vez con otro fin, el de gestar. Nos sentimos más amorosas, más empáticas, más sexuales, más creativas como resultado del aumento de nuestra sensibilidad y su coincidencia con el enorme nivel de energía que tenemos en ese momento.

 

Dismuniyen las atenciones sobre el ego y aumentan las atenciones hacia los demás.

Actualmente el Arquetipo Madre en la sociedad está muy desgastado, la madre se ha visto obligada a abandonar el hogar, los cuidados a los suyos para dedicarse mas hacia el exterior, al laboral. Quedándonos mas ancladas en la energía de la Doncella con la tendencia a lo social, laboral externo al hogar, sin la energía amorosa y de nutrición.

 

Buen momento para disfrutar de las relaciones con los demás, con todos, no solo familiar, con gran capacidad de empatía y para dar retoques y mimos a aquellos proyectos que necesitan algo más de cuidado o estaban estancados. 

 

El encuentro sexual, su nutrición, momento de sexualidad está exaltada. Faceta creativa en todos los ámbitos, mas ganas de cocinar, de adornar y crear hogar. Grandes aptitudes para la comunicación. Capacidad de escuchar, para comprender a los demás, para expresar gratitud y aprecio. Flexibilidad para adaptarte a situaciones.

 

Cuidado con que otras personas se aprovechen de ti, puedes llegar a ser excesivamente generosa. No satisfacer tus propias necesidades, te hará sentir frustrada. Asumir demasiada responsabilidad por ayudar a otros. Dejarte llevar demasiado puede dar lugar a negar tus necesidades y preferencias. Concederte menos espacios para ti.

 

No es buen momento de pasar mucho tiempo fuera del hogar, este te puede aportar mucho bienestar en esta fase. No es buen momento para actuar por tu cuenta. Para hacer horas extras o llevarte trabajo a casa.

 

Y nos encaminamos a la siguiente, hacia la Chamana.

 

 

CHAMANA 

 

Comienza la Mujer Intuitiva

 

“Todos los meses pasarás por una etapa de conexión interna, después de la ovulación serás como una hechicera con todos sus poderes“

 

Etapa del ciclo menstrual: Pre-menstrual, entre la ovulación y la menstruación.

 

Fase lunar: Menguante

 

Estación: Otoño

 

Color: Violeta, azul

 

Representa:  descenso hacia el aspecto interior de la naturaleza femenina: misterio, pasión, intuición y magnetismo, magia, poder femenino y atracción.

 

Arquetipo:Afrodita la amante, Kali, Hécate, Perséfone.

 

Símbolos: Serpiente, dragón, lechuza, hechicera.

 

Energías: Aumento de la sexualidad, conciencia, intuición y ensoñación, creatividad aumentada y desenfrenada.

 

Valores: psíquica, intuitiva, destrucción/creación, mundo interior, seductora.

 

En esta fase, venimos de la ovulación, del arquetipo Madre, en el que si el ovulo no fue fecundado, el cuerpo lúteo degenera de manera gradual y las hormonas disminuyen. Podemos encontrarnos con el “síndrome premenstrual con síntomas como migrañas, tensión, mamas hinchadas y sensibles, debilidad, fatiga, retención de líquidos, irritabilidad, depresión, etc.

 

Aumenta el ego, y nos podemos permitir centrarnos en nosotras mismas sin ningún remordimiento. Venimos de una fase con máximo contacto con el exterior, fase de la madre,  y aquí empieza el viaje hacia el interior de una misma, acompañado del descenso progresivo de los niveles de energía física.

 

Tendrás más conciencia de ti  misma y de tu propio poder creativo.

 

Fase muy creativa o muy destructora;  la energía creativa que traía el óvulo quiere expresarse. Podemos oscilar entre creación-destrucción.

 

Aumenta nuestra intuición, la mujer intuitiva está más presente, con una necesidad espiritual y de conocimiento interno acrecentada. Fase de revisión y examen de la propia vida, en la que tienes la fuerza interna para decidir qué  eliminas, con que te quedas  y qué cambios quieres llevar a cabo. Antes de la menstruación es una buena etapa para hacer limpieza, “inventario”.

 

Fase en la que puede experimentar toda la energía sexual sin miedo, libremente, como en la Doncella. Es hora de purificar, de relajarnos, meditar, centrarnos en nosotras en esta etapa comenzamos a dirigir toda la energía hacia nuestro interior.

 

En esta fase alternaras entre periodos de energía mental, emocional y física exaltadas con momentos de energía lenta y perezosa, habrá “picos” energéticos.

Buen momento para recoger los frutos, de evaluar lo que sembramos consciente e inconscientemente y conectar con nuestros deseos para volver a sembrar.

 

Crear impulsada por el entusiasmo en cosas que te inspiran y encienden tu chispa. Surgen ideas e imágenes mágicamente, de la nada. Detectar donde está el problema y eliminarlo sin remordimiento. Buen momento para limpiar creando espacio y orden.

 

Cuidado con los cambios de humor, los momentos de irritabilidad e intolerancia, con la facilidad de “crear” situaciones dramáticas,

 

No es buen momento para empatizar o trabajar en equipo, no es momento de iniciar proyectos que requieran de fuerza de voluntad, como dietas, rutinas de deporte, etc., poca capacidad de estructurar y planificar, para pensar y comprende de manera lógica o racional.

 

nos adentramos en la Fase de la  Mujer Sabia

 

MUJER SABIA 

 

Descenso a tu interior

 

“Todos los meses pasarás por una etapa de muerte: después de la ovulación las energías de la Hechicera te conducirán a tu cueva, a encontrarte con la Anciana Sabia “

 

Etapa del ciclo menstrual: Menstruación

 

Fase lunar: Luna Nueva

 

Estación: Invierno

 

Color:  Negro

 

Representa: la sabiduría y la estabilidad: los poderes del mundo interior. Se retiran las energías del mundo terrenal para centrar su conciencia en el mundo espiritual.

 

Arquetipo: Perséfone, la reina del mundo subterráneo. Hécate

Símbolos: Cueva, antorcha, tumba, serpiente, lechuza.

 

Energías: Es la fase de introspección, interiorización: de dormir y soñar y frenar el ritmo de vida.

 

Valores: Representa la sabiduría y la estabilidad. los poderes del mundo interior, centra su conciencia en el mundo espiritual. Visión, profecía. Oscuridad.

 

La menstruación es la fase más interior de la mujer. Ganas de estar sola y puede que de aislarte.


Antiguamente, las mujeres se separaban del grupo cuando menstruaban. Era un momento de abandonarse en ellas mismas y dejarse cuidar por otras mujeres.

 

Aquí serás  capaz de entrar en los misterios más profundos de ti  misma y de la creación. Es un tiempo para la lentitud, tanto física como mental, el recogimiento, el descanso y la conciencia, donde se hace limpieza de todo lo que ha pasado durante el mes y se puede eliminar todo aquello que se ha detectado como no deseado durante la fase premenstrual, en la  Chamana. Esta es una etapa de destrucción, de muerte en la que si te dejas llevar por sus energías internas, te regenera para volver a renacer con nuevas energías e ideas en la fase de la Doncella.

 

Una parte del trabajo de introspección podría ser tomar conciencia de como me siento cuando aparece el sangrado. ¿Lo rechazo, me fastidia que  venga la regla?, o ¿me siento a gusto y la disfruto? Es importante aceptarlas energías de esta etapa, para vivirla en armonía. Aceptar el ritmo lento, la pesadez del cuerpo e incluso el dolor. Aceptar que paro aunque el mundo siga su ritmo.

 

El tiempo de la menstruación es para una misma, es la interiorización máxima. Para profundizar más en nuestro autoconocimiento, a ello te ayudará la actitud meditativa que nos acompaña en esta fase.

 

Buen momento para perdonar, olvidar y dejar atrás el pasado. Recuperación física y de renovación energética. Disfrutar de una profunda sensación de paz interior. Darle descanso al ego. Acceder a ideas e información que proviene del subconsciente. Meditar. Aceptar todo tal y como es. Ser amable contigo misma, amarte y aceptarte. Centrarte en tus necesidades básicas, únicamente. Dedicarte a dormir mas y relajarte. Permitir que te mimen y cuiden, delegar en otros.

 

Cuidado con exigirte demasiado, querer mantenerte centrada y dinámica. Hacer planes o cambios que requieran detalles, mejor déjalo para la fase Doncella. Ignorar o evitar la introspección natural te puede provocar estrés. Sentirte victima de lo que el exterior exige de ti, no dejes que te abrumen.

 

No es buen momento para trabajar hasta muy tarde e iniciar proyectos. Llevar tareas que exijan estructura y detalle. Para realizar actividades que demanden energías  físicas. No es buen momento para aprender, aplicar la lógica o planificar. Para el deporte.

 

Y poco a poco caminamos hacia la Doncella,

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Please reload

Featured Posts

RITUALES PARA EL DÍA DE TU CUMPLEAÑOS

January 7, 2020

1/10
Please reload

Recent Posts

December 3, 2019

Please reload

Search By Tags